EL ABC DE LAS EMOCIONES DE LOS PADRES


La educación de los hijos provoca muchas inseguridades, angustia, culpa, vergüenza, depresión o rabia. La buena educación se transmite desde el núcleo familiar, el entorno más cercano del niño/a por ello es muy importante saber cómo lo podemos hacer.

Ser padre no es fácil, es un trabajo que te consume totalmente, implica muchas renuncias y a veces nuestras emociones nos sabotean e interfieren con nuestra capacidad de lidiar con la situación de forma calmada y/o funcional.

No existen soluciones ni recetas mágicas, pero sí tenemos que ser conscientes de que somos los adultos los responsables de educar y acompañar a nuestros hijos en la gestión de sus emociones y para ello es importante que aprendamos a gestionar nuestras propias emociones.

Así que, para resolver cualquier “situación problema” debemos centrar el foco en nosotros mismos y no en nuestros hijos, el cambio hay que centrarlo en nosotros.

Es importante aprender a cambiar la mirada, los padres necesitamos trabajarnos mucho la paciencia y las ideas irracionales.

Nuestro modelo de terapia, la TREC (Terapia Racional Emotivo Conductual) aplicada a padres pretende proporcionar herramientas que permitan manejar mejor las conductas disfuncionales de nuestros hijos, aprendiendo a gestionar nuestras emociones. No se pretende ensañar, solamente, destrezas para manejar la conducta de nuestros hijos, sino en aprender a cambiar nuestras propias actitudes en relación a la crianza. Es importante que como padres desarrollemos un punto de vista nuevo que nos permita ser más resolutivos.

El paciente es el niño, pero cambiar el foco de luz significa poner la mirada en nuestras propias emociones, es importante aprender a manejar nuestras propias emociones para lidiar mejor con las conductas de nuestros hijos.

SUSCRIBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas las novedades y sorpresas

Nuestro objetivo es poder ayudarte en el día día

× ¿Cómo te podemos ayudar?